Se trata del conjunto de técnicas fisioterápicas cuyo fin es la prevención o el tratamiento de las distintas patologías y disfunciones a través de la aplicación del movimiento, de forma activa, pasiva  o asistida.

El objetivo es recuperar/mantener el recorrido articular completo, evitar o eliminar retracciones de los tejidos, tonificar la musculatura, reducir el dolor, restablecer la actividad neurológica normal, estimular la propiocepción, la motricidad, la coordinación y el equilibrio.